Entre uvas y vinos

 

Principal   Tipos uvas Vinos tintos Vinos blancos Procesos Gastronomia

 

Los vinos

La historia del vino se remonta más alla de nuestros conocimientos. Aparece con la propia civilización, en el este, y las pruebas procedentes de tablillas y de papiros funerarios pueden llenar libros. Las pruebas históricas se aproximan más a nuestra experiencia con la expansión, de la dominación griega iniciada mil años antes de Cristo. Fue entonces cuando el Vino llegó por primera vez a los países en los que asentaría su verdadero hogar; Italia y Francia. Los griegos llamaban a Italia "País de Los Vinos", tal como los vikingos denominaron Vindland a América por la profusión de sus vides nativas, 2000 años más tarde.

El vino es una bebida alcohólica elaborada por fermentación del jugo, fresco o concentrado, de uvas. Su nombre proviene de la variedad 'Vitis Vinifera' que es la variedad de uva de la que descienden la mayoría de las utilizadas para la elaboración de vinos, y las primeras en ser utilizadas para ello. (aunque existen algunas excpeciones a este último dato).

La Vid

El vino es el zumo de las uvas. Cada gota de vino es lluvia recuperada de la tierra por el mecanismo de la planta portadora de uvas, la vid.
Durante los primeros cuatro o cinco años de su vida, la vid se ocupa de crear un sistema radicular, construyendo un robusto tallo leñoso para poder producir un solo racimo de uvas.

Elaboración

Todo lo que se requiere para convertir el zumo de la uva en vino es el simple proceso, totalmente natural, de la fermentación. Esta es la conversión química del azúcar en alcohol y anhídrido carbónico producida por las levaduras, unos microorganismos que viven (entre otros lugares) en los hollejos de las uvas. Un vino difiere de otro, ante todo, por las diferencias en la materia prima, es decir, las uvas, pero diversos medios encaminados a corregir la fermentación pueden producir todas las demás diferencias entre vino tinto, rosado, blanco, dulce, seco o espumoso.

Conservación

El almacenamiento es un problema casi general. Hoy ya no se construyen bodegas como las de foto, el lugar perfecto para guardar una colección de vinos. Sin embargo un armario empotrado, puede también satisfacer los simples requerimientos de oscuridad, carencia de vibraciones y - aunque no el frescor ideal - por lo menos una temperatura constante. El vino no es muy exigente con respecto a la temperatura y cualquier lugar que ofrezca entre los 7ºC y los 21ºC servirá. Lo que sí es importante es que se mantenga invariable, pues ningún vino soporta alternativas de ebullición y congelación. Con temperaturas elevadas tiende a envejecer más de prisa, y existe el peligro de que rezume alrededor del corcho, pero si el frescor es impracticable, una temperatura templada y regular bastará.

Vinos alrededor del mundo

Desde tiempos muy remotos la presencia de la viña y el vino han sido una constante en varias culturas, entre los paises mas destacados podemos mencionar a Italia, Francia, Alemania y España; Sin embargo no podemos pasar por alto los grandes vinos de paises como Argentina, Australia, Austria, Bulgaria, Checoslovaquia, Chile, Grecia, Hungría, Portugal, Rumania, Sudáfrica, Suiza, U.S.A, Uruguay, Yugoslavia y recientemente México.

Italia es el principal país productor de vinos en el mundo, procedentes de casi toda la península. Las marcadas diferencias geográficas y climáticas de cada región, han provocado que entre los vinos italianos exista una gran variedad de tipos y calidades. Al noroeste, los vinos más calificados proceden de las inmediaciones de Verona. Hacia la región central, entre Florencia y Siena, se elabora el más conocido de los vinos italianos, el Chianti. Así como uno de los más aristócratas de la vinificación italiana: el Verdicchio dei Jesi, elaborado a la altura de Roma, en la costa Adriática.

Francia es el país productor de vinos más famosos del mundo. Ello se debe en parte, a que Francia posee la más antigua tradición de estricto control de calidad, pero sobre todo se debe también a que sus principales regiones vitícolas como Champagne, Bordeaux, Bourgogne, Provence o Val de Loire, cuentan con características geográficas, topográficas, de clima y suelo, que resultan ideales para el cultivo de la vid.

Hoy por hoy, España se ubica entre los cuatro mejores productores de vino del mundo. Su vinicultura moderna se inició en Jerez de la Frontera, en el siglo XVIII, aunque los vinos españoles más afamados proceden de la Rioja, Cataluña y del Duero.

 

Clasificación

Una clasificación de los vinos es a través de sus colores, a saber tintos (rouge - red), blancos (blanc - white) y rosados (rosé - pink).

Vinos Tintos
El color del vino proviene del color de la piel de la uva, donde el mosto es dejado en contacto con la piel de la uva hasta que se alcance un color deseado.
Para hacer vino tinto, las uvas rojas se aplastan y el mosto pasa parte o la totalidad del periodo de fermentación y, en muchos casos, un periodo de maceración previo o posterior a la fermentación, en contacto con las pieles u hollejos. Toda la materia colorante, además de múltiples compuestos saborizantes y taninos, se encuentran en los hollejos de las uvas y la fermentación y maceración se encargan de liberarlos. Esta liberación se intensifica a menudo por técnicas de activación mecánica (remontado), o batido (bazuqueado), durante estos periodos.

Vinos Blancos
Los vinos blancos son aquellos producidos a partir de uvas verdes o blancas; o bien a partir de uvas negras aunque en estos casos nunca se deja al mosto en contacto con la piel de las uvas. El color obtenido en los vinos blancos es de tono verdoso o amarillento.

Vinos Rosados
El rosado (rosé) es producido dejando el mosto en contacto por un tiempo breve con la piel de las uvas. Suele producirse utilizando uvas rojas que permanecen en contacto con los hollejos (piel de la uva) por breves períodos. Con menor frecuencia se produce mezclando vintos tintos y blancos.

 

 

Principal   Tipos uvas Vinos tintos Vinos blancos Procesos Gastronomia